lunes, 9 de agosto de 2010

Castillo de arena.


Cuando todo está perfecto, sí perfecto, quien te da el derecho a ti de destruirlo, de destruir mi castillo de arena , era frágil y estaba propenso en medio de la playa, pero ¿qué te costaba esquivarlo?, es que ¿acaso no fuiste lo suficientemente madura cómo para mirar más aya?, estar en su lugar.Eres egoísta, y aunque no lo notes, tu egoísmo es más grande que tu amor.

1 comentario:

  1. a veces es inevitable querer ser malo, pero pagas las consecuencias

    ResponderEliminar